¿Reaccionará Peña como Zedillo?

Entre priístas hay la creencia de que Peña Nieto saldrá la noche del domingo a reconocer los resultados que dé el INE, así sean adversos a su partido….

Por Martha Anaya….

Se lo preguntamos a distintos actores políticos. Lo mismo del PRI, que del PAN, del PRD,  de Morena, del Verde y de Nueva Alianza.

¿Cómo esperaban que reaccione  Enrique Peña Nieto el 1° de julio, el día D de la elección?, era la pregunta. ¿Como Ernesto Zedillo en el 2000 cuando el PRI perdió por vez primera la Presidencia de la República?

La respuesta más socorrida fue “no le va a quedar de otra”.

Se referían a que el Presidente de la República saldría esa misma noche, a hacerlo como sucedió con Zedillo cuando lo hizo inmediatamente después del Instituto Federal Electoral (IFE), a reconocer en cadena nacional que los resultados electorales favorecían a Vicente Fox.

En aquel entonces, según contó tiempo después Liébano Sáenz (secretario particular del Presidente), la inmediatez con que Zedillo reaccionó –anticipándose a Francisco Labastida-, fue porque el candidato priísta se negaba a reconocer su derrota hasta no escuchar la opinión de los gobernadores.

Labastida negó tal versión, al igual que Dulce María Sauri, presidenta del tricolor. Ambos sostienen que el acuerdo era esperar a que el IFE se pronunciara y eso es lo que habían hecho.

El caso es que Zedillo no dio margen a una posible rebelión priísta ante los resultados. Atajó cualquier contraofensiva del priísmo con su aparición en cadena nacional reconociendo el triunfo del panista con el 42.5% de la votación frente al 36.1 del abanderado del PRI (seis puntos de diferencia).

Hoy, les decíamos, la mayoría de las respuestas que obtuvimos fue en el mismo sentido: Que Peña seguramente saldría a reconocer los resultados a las 23:05 horas, inmediatamente después de que Lorenzo Córdova, presidente del INE, dé a conocer las tendencias de la elección presidencial.

Los asegunes tienen que ver, en algunos casos, con la manera como recuerdan el episodio del 2000 –sobre todo en las formas-; y otros con el resultado en sí.

Estas son algunas de las respuestas que nos dieron a la interrogante que planteamos:

-¡Claro! (que saldrá a dar un mensaje y a reconocer los resultados), después del INE.

-No le queda de otra.

-Después del conteo rápido debe pronunciarse, será para bien de todos.

– Sí, (saldrá a dar mensaje) a la medianoche. Convocará a la reconciliación y a una transición ordenada. Respetará a los adversarios y extenderá su mano franca a los competidores.

-Creo que cambiará las formas por respeto a Meade y al priísmo, pero hará lo que tenga que hacer para mantener el país en calma y esa es una buena medida precautoria.

-Creo que esta vez va a esperar a que el INE salga. ¿La razón? No ponerle más limón a la herida que habrá entre los priístas por la derrota.

Bromas y sarcasmos no faltaron:

-Claro que aparecerá…, diciendo que ganó Meade.

-¿Qué cómo va a reaccionar? Primero: mandar por el médico por si le sube la presión, después de dar la orden de “arreglen” la entrega; y después salir a decir que es demócrata y respeta la voluntad popular.

Como habrán notado, las respuestas dan por sentado que pierde el PRI. Pero hay un detalle que no se nota en lo que escribimos: quienes mayor confianza mostraron en la reacción que tendrá Peña Nieto fueron los de la oposición.

-0-

GEMAS: Obsequio de Benjamín Clariond, coordinador de la campaña presidencial del PRI en Nuevo León: A la candidatura de José Antonio Meade le tuvieron que dar “respiración de boca a boca”.