Ante otros poderes, “ni palomas mensajeras ni halcones amenazantes”: AMLO

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Ni palomas mensajeras ni halcones amenazantes” ofreció Andrés Manuel López Obrador a los integrantes del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y a los otros poderes durante su gobierno y sentenció que será “absolutamente respetuoso” de la autonomía.

Durante su breve discurso en la sesión solemne de la Sala Superior del máximo árbitro electoral, López Obrador también sentenció que “no hay democracia sin Estado de derecho” y les subrayó a los jueces presentes que “no habré de entrometerme de manera alguna en las resoluciones que a ustedes competen”.

Durante su discurso, López Obrador recordó que un día como hoy nació Emiliano Zapata, el Caudillo del Sur de Morelos, y también rememoró que hace un año “falleció un amigo entrañable” el periodista Jaime Avilés, autor de una de las biografías más documentadas sobre el propio político tabasqueño.

“Y quiero recordar a muchos dirigentes sociales, políticos, precursores de este movimiento. Ellos contribuyeron a que se hiciera realidad esta transformación en nuestro país”, subrayó López Obrador en el estrado.

Entre los invitados especiales estuvieron la escritora Elena Poniatowska, sentada a un lado del futuro canciller Marcelo Ebrard y del consejero jurídico Julio Scherer Ibarra. Al ser entrevistada al final del evento, Poniatowska se dijo “conmovida” por la mención a Jaime Avilés.

“Yo también me siento representante de mucha gente que ayudó a lograr este cambio, como Carlos Monsiváis y muchos otros intelectuales y dirigentes que se fueron antes”, afirmó Poniatowska, quien se declaró feliz porque “puedo volver a vivir a los 86 años”.

En su discurso, López Obrador le recordó a la mayoría de los asistentes, integrantes de su futuro gabinete, dirigentes políticos, futuros coordinadores de las cámaras del Congreso y hasta representantes del PRI, como Claudia Ruiz Massieu, y el panista Ernesto Cordero: “No olvidemos nunca que debemos esto al pueblo soberano”.

“En la elección del 1 de julio quedó demostrado que así como el autoritarismo envilece a las instituciones, la voluntad democrática de la ciudadanía puede renovarlas y fortalecerlas”, sentenció López Obrador.

Acompañado durante el evento por sus hijos Andrés Manuel y Gonzalo, López Obrador afirmó que “estamos viviendo un momento histórico” y consideró que estamos en “condiciones inmejorables para llevar a cabo la cuarta transformación” del país.

“Contamos con amplias bases de legitimidad para hacer realidad el deseo colectivo de vivir en paz. Solo me resta decir que siempre he actuado guiado por principios y soy perseverante. Ninguna tentación me quitará la autenticidad”, arengó.

Al final de su discurso, López Obrador lanzó vivas a la “cuarta transformación”, “a nuestra República” y un “¡viva México!” que fue coreado por los asistentes.

Fuente: Proceso.