Escándalos de abusos han causado alejamiento de católicos, admite el Papa Francisco

En su visita a Estonia, en el cuarto y último día de su gira por los países bálticos, Francisco reconoce que la mala gestión de los casos de pederastia han indignado y alejado a los católicos de la institución.

El Papa Francisco reconoció el martes que los escándalos de abuso sexual que han sacudido a la Iglesia católica han indignado y alejado a los católicos de la institución.

“(Los jóvenes) Están molestos por los escándalos sexuales y económicos que no conllevan una condena clara, por nuestra falta de preparación para apreciar realmente las vidas y las sensibilidades de los jóvenes y simplemente por el papel pasivo que les asignamos”, dijo Francisco durante una reunión con muchachos católicos, luteranos y ortodoxos en la Iglesia Luterana de Kaarli, en la capital de Estonia, Tallín.

En el cuarto y último día de su peregrinación por países bálticos -que coincidió con el lanzamiento de un informe nuevo y devastador sobre décadas de abuso sexual y encubrimiento en Alemania-, el pontífice se refirió directamente a la crisis que convulsionó su papado.

El Papa dijo en una reunión de jóvenes en Estonia, considerado como uno de los países menos religiosos del mundo, que sabía que muchos de ellos sentían que la Iglesia no tenía nada que ofrecerles y que simplemente no comprenden sus problemas de ahora.

Esas quejas llegaron al Vaticano recientemente a través de encuestas encargadas antes de una gran reunión de obispos a partir de la próxima semana sobre cómo ministrar mejor a los jóvenes católicos.

“Sabemos y ustedes nos lo han dicho, que muchos jóvenes no recurren a nosotros porque no sienten que tengamos algo significativo que decirles”, comentó.

Dijo que la Iglesia quiere responder a esas quejas de forma transparente y honesta.

AP.