Reencarnación: Cerca de 382 vidas se tienen que vivir en el mundo terrenal, afirma Psicóloga

La psicóloga y especialista en regresión a vidas pasadas, Norma Lisette Chávez Castellanos, explicó que tras la muerte física de una persona, y después de un tiempo, el alma reencarnará  en otro cuerpo  para seguir aprendiendo y evolucionando.

“La reencarnación es la idea de que tu alma, la chispa de vida es eterna y regresas a la tierra con ropajes desechables, que son los cuerpos físicos, con la idea de ir mejorando y perfeccionando esa luz que existe en nosotros”, afirmó la egresada de la Universidad Iberoamericana.

Al morir físicamente, el alma de una persona se queda del lado izquierdo del cadáver, “es como un globo” y tarda en trascender de 12 a 72 horas, en ese tiempo “se queda en este nivel para ver cómo está todo mundo”, comentó la psicóloga certificada por el International Board of Regression Therapy.

“Cuando dicen es que no lo dejas ir, es precisamente lo que te quiere decir, no me duele nada, estoy de maravilla, no tengo que pagar una tarjeta de crédito, no tengo que ir a trabajar, estoy feliz, pero no los escuchamos, lloramos no por él o ella, sino por nosotros, porque ya no lo vamos a ver ni sentir”, refirió Norma Lisette Chávez.

La especialista aconseja que ante la muerte en un accidente o en un asesinatolo mejor es hablar con el cadáver, “denle las gracias, díganle que ha muerto, porque no sabe nada, pasa como en la película de Ghost, es explicarle qué fue lo que sucedió para que pueda trascender”.

Tras trascender, el alma llega a la “declaración de aduana” sobre lo que hizo y dejó de hacer en su vida terrenal, posteriormente llega al cielo limpio de todo pecado y entra a la multidimensionalidad, donde es revisada para ver qué merece en su nueva vida terrenal.

“Se decide el país, los retos, el nivel socioeconómico que va a tener, con quiénes vas estar hasta los 12 años, porque después de los 12 años empieza el karma nuevo a partir de lo que viviste en la infancia”, explicó la especialista.

Dijo que existen grupos de almas, porque casi siempre regresamos a la vida terrenal, pero si el balance está en cero, no tengo nada que agradecer, no tengo nada que aprender de esa persona, entonces puedo introducir a una nueva alma en mi círculo.

“No necesariamente son familiares, son personas que se quedaron en nuestra vida porque son compañeros, jefes o marcan una parte importante de nuestra vida para bien o para mal”, agregó.

Son alrededor de 382 vidas las que tenemos que vivir en el mundo terrenal, dijo, citando a Pitágoras. Las últimas 12 son los niveles más altos de evolución, porque “en esas vidas no la podemos pasar en el nivel primitivo muchísimo tiempo, o en el nivel racional o en el nivel consciente, después viene el nivel espiritual y después viene ya la iniciación”.

Sabe bien que la reencarnación y las vidas pasadas son temas interesantes al igual que controvertidos, sin embargo, la especialista comentó que ella misma como psicóloga los debatía, pero desde 1999 se abrió a la perspectiva espiritual, “la espiritualidad está del otro lado de la ciencia, que nunca van a ser igual y no tendrían que serlo, tiene un método que es subjetivo, que tienes que explorar y experimentar”.

Aclaró que la espiritualidad no tiene nada que ver con religión, porque aceptamos todo lo que nos toca en la vida, tengo libre albedrío, entiendo que la vida no es una línea y que hay equivocaciones.

Norma Lisette Chávez Castellanos señaló que la reencarnación es una filosofía muy antigua que para nosotros en occidente viene de la India, pero no se deben olvidar las aportaciones al tema que han hecho personas como Helena Blavatsky sobre la sabiduría oculta; Edgar Cayce, uno de los primeros en regresiones a  vidas pasadas con 16 mil casos documentados.

Así como Milton Erickson, el padre de la hipnosis  actual, quien aunque no apoyó la técnica, dejó en claro que en el lado derecho del cerebro hay una parte sabia en todo ser humano que conecta con algo más allá.

“Y para entrar a regresión a vidas pasadas siempre tenemos que entrar por el lado derecho, porque es el lado del inconsciente, de la imaginación, del contacto son seres de luz”, detalló la especialista.

Luego aparece Brian Weiss, padre de la regresión a vidas pasadas y autor del libro “Muchas vidas muchos sabios”, quien abrió el estudio a vidas pasadas. Posteriormente Raymond A. Moody y Michael Newton; en Latinoamérica aparece Sergio Chagas y José Luis Cabouli.

En México ella ha sentado un precedente en la materia e incluso comparte sus conocimientos en Armoniosa Mente, una escuela que ella creó y donde ha entrenado a 23 generaciones, de 12 personas cada una. El próximo curso y entrenamiento empieza en enero.

En nuestro país también está la aportación de Ramón Esteban Jiménez, psiquiatra mexicano, con su libro “Las 13 vidas de Cecilia”.

LA TÉCNICA QUE UTILIZA

Norma Lisette Chávez Castellanos es la única en México con más de 4 mil 500 regresiones certificadas por notario público, entre ellas mencionó algunos casos que la han impactado e incluso ella misma se ha sometido a la técnica de regresión a vidas pasadas.

La psicóloga afirmó que utiliza la técnica de regresión a vidas pasadas para sanar el alma de miedos, fobias o dolores, y entramos con un objetivo: ¿qué es lo que quieres encontrar en una vida pasada? Si la persona trabaja bien con la técnica puede ser en una sola sesión, la cual tiene un costo de mil pesos.

“No es la hipnosis en que te quedas inconsciente y que no te acuerdas de nada, se trata de la hipnosis consciente, que es parecida más a una meditación guiada, es ir sugiriendo el camino hacia lo que está buscando para encontrar esas emociones atrapadas, estás todo el tiempo despierto, perfectamente alerta, nada más que concentrado en tu interior y trabajemos con el lado derecho del cerebro, que es la plataforma a poder entrar en esa parte inconsciente”, explicó.

En una de sus experiencias pensó que estaba con la reencarnación de Ana Frank, fue con una de sus exalumnas que quería sanar su insomnio, “cuando entramos a la regresión ella se da cuenta que tiene que estar alerta, vigilante y está con su familia, están ocultos porque los nazis querían matarlos. Por eso era el insomnio, era un dormir con toda la intranquilidad”, relató.

También está el de una chica, Tere, tenía miedo a los sismos, hizo la regresión y encontró que en una vida pasada había quedado atrapada y estaba preocupada por sus hijos.

Una más es de una persona que tenía miedo a las ratas y lo que encuentra en una vida pasada es que ha sido torturada, como que la lapidan con ratas y muere ahí. Incluso ella misma ha tenido 36 regresiones y he encontrado sus vidas pasadas.

Resaltó que existe un código ético para hacer regresión a vidas pasadas y la regla número uno y primordial es que no es un show.

LOS SUEÑOS Y DEJA VUS

La especialista dijo que hay diferentes formas de entrar a vidas pasadas, otras dos es por sueños y por los llamados deja vus.

“A veces soñamos con cosas de vidas pasadas y lo recordamos, más cuando son sueños repetitivos, ahora va ver más personas que tengan sueños de vidas pasadas, porque una de las cosas que estamos teniendo los seres humanos a parte de insomnio, es cerrar los ciclos de vidas pasadas”, comentó.

Reiteró que todo es para evolucionar y la idea es tener seres en el último nivel de evolución, lo cual está siendo bastante difícil, refirió.

La psicóloga explicó que al ser seres multidimensionales nos estamos moviendo en cada una de ellas, en la vida terrenal estamos en una tercera dimensión, pero hay una cuarta, una quinta, una sexta, una séptima, entonces un deja vu es como tocar una parte de otra dimensión.

“Entro a un lugar y esto ya lo conocí y me ha pasado con algunas personas, definen perfecto el lugar, porque en alguna otra vida ya estuvo ahí. Que me encanta la comida hindú y la sabes hacer sin seguir una receta”, agregó.

… Y LOS FANTASMAS

 Las almas que son fantasmas no son energías negativas, las almas de hecho solamente son energías positivas, hay espíritus que se quedan en el interfaz, atrapados en este plano que nosotros vivimos y tienen razones personales para hacerlo”, aseguró Norma Lisette Chávez Castellanos.

“Algunas personas son sensibles, sensitivos o videntes de este tipo de sucesos u acontecimientos, entonces puedes tener percepción de la energía de alguna manera de lo que ya no está”, finalizó.

Excélsior.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*