nano bond hair extensions 16 inch weft hair extensions hair extensions uk hair straightening kit boots how to cut hair extensions into sections remy hair long weave hairstyles 2015 beaded weft hair extensions pros and cons lace wigs headband wigs human hair crown bald spot patch hairpiece hair wigs uk

A punto de pelearse director de secundaria estatal y funcionario educativo

Enrarecido ambiente, para no variar, el que se respira entre el segundo y el cuarto piso del edificio Héroes de la Revolución -para quienes conocen, los que albergan la Secretaría de Educación y Deporte- y es que por los pasillos se comenta que tal pareciera que Héctor Villanueva Máynez, coordinador de asesores del secretario Carlos González Herrera, quiera manejar la SEyD y ha “tejido” toda una red de “familia y amigos cercanos”.

Entre los señalados como “colocados” por Villanueva en los niveles altos se encuentran Héctor Iván Ortega Baca, asesor ascendido a encargado del despacho de Dirección Administrativa, Marcela Herrera Sandoval, encargada de la Dirección Estatal de Profesiones, Martín Balderrama González, encargado de Recursos Humanos Magisterio, Samuel Trujillo, encargado de la Dirección de Planeación y Evaluación, Argelia López Quiñonez, titular de Recursos Materiales y Alba Iris Unzueta Máynez (familiar directa de Villanueva), asesora del Doctor González Herrera y con un puesto administrativo en la UACH. Todos estos, salvo Héctor Iván Ortega y Argelia López -que se sepa-, además son gente que ya trabajó en la entonces Secretaría de Educación, Cultura y Deporte durante la administración de César Duarte Jáquez.

Pero los comentarios van más allá y refieren que entre los supuestos protegidos de Héctor Villanueva (quien también dicen que cobra de la UACH “porque es el presidente del equipo de fútbol soccer de la UACH, obvio avalado por el rector”) también salen a relucir otros de niveles inferiores.

Uno de ellos sería Edgar Tarango Pango, personal especializado y asignado a la Coordinación Estatal del Servicio Profesional Docente. Según los entendidos, en su caso, Héctor Villanueva “dio la instrucción de reingresarlo ya que se le había metido al recorte de personal por ineficiente”.

Semejante situación de petición directa de reinstalación por parte de Villanueva se habría dado en los de Paulina Isabel Luján Paulina Geheter, auxiliar en el Departamento de Recursos Humanos del Magisterio, y Carmen Nicte Ortiz Villanueva, jefa del Departamento de Becas en la Subsecretaría de Educación Superior adscrita al subsecretario Melchor Torres. En relación a ésta última, aseguran que el coordinador de asesores exigió “la reinstalación ya que ella renunció para irse a la UTCH”.

Asimismo, apuntan que otra de las protegidas de Villanueva sería Irene Hernández Ponce, quien está en el área de Recursos Humanos Burócratas. Y por si fuera poco las conversaciones acaban con que “falta la hermana que está en la prepa con horario especial”.

CASI LLEGA A LOS GOLPES ENCARGADO DE RECURSOS HUMANOS DEL MAGISTERIO CON DIRECTOR POR PEDIR SER ATENDIDO POR IMPAGO A NÓVELES DESDE AGOSTO

Cambiando un poco de tema, pero sin abandonar la siempre ajetreada SEyD, quienes conocen los entresijos comentan que el encargado de Recursos Humanos del Magisterio, “el ilegal” Martín Balderrama González, estuvo a nada de liarse a golpes con el director de una escuela secundaria de Ojinaga solo porque este último le cuestionó que a qué horas lo iba a atender.

Para ponernos en contexto, los sorprendentes hechos en cuestión se remontan al día lunes 25 de febrero alrededor de las 14:35 horas. El director de la Secundaria 3022 de Ojinaga se desplazó desde aquel municipio con la finalidad de solicitar a las autoridades información de por qué no le pagaban a varios maestros de su escuela.

Pero sorprendentemente se encontró con la respuesta de no lo podían atender hasta la siguiente semana.  No contento con la contestación, dicen que el director replicó que él necesitaba que lo atendieran para solucionar esa situación ya que desde agosto del año pasado estaban laborando los maestros y que esperaría hasta que pudieran atenderlo.

Ante la insistencia para ser recibido, le negativa de Balderrama y las exigencias claritas y firmes, apuntan que los ánimos se encendieron tanto que poco faltó para que llegaran a los golpes. Triste, pero cierto, llegar a estas alturas por exigir el pago a maestros por siete meses de servicio prestado y sin recibir un cinco.

El Puntero

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.