nano bond hair extensions 16 inch weft hair extensions hair extensions uk hair straightening kit boots how to cut hair extensions into sections remy hair long weave hairstyles 2015 beaded weft hair extensions pros and cons lace wigs headband wigs human hair crown bald spot patch hairpiece hair wigs uk

En aumento la tensión en Oriente Medio

Cuatro misiles impactaron dos puntos de Bagdad, dos de ellos en las inmediaciones de la embajada de Washington; cientos de soldados estadunidenses van camino al Golfo Pérsico

Bagdad.- El conflicto entre Estados Unidos e Irán escaló ayer, luego de que se registraran dos ataques casi simultáneos en la Zona Verde de Bagdad, donde se ubica la embajada de Washington, y en una base aérea que aloja a soldados estadunidenses, al norte de la capital iraquí. De acuerdo con el comando militar iraquí, ninguno de los dos ataques dejó víctimas.

Aunque Irán no se atribuyó los bombardeos, el presidente estadunidense, Donald Trump, advirtió que tiene en el punto de mira 52 sitios en Irán y que los atacará “muy pronto y muy duro” si la República Islámica actúa contra personal o bienes de EU. En la zona ya despliegan a tres mil 500 soldados y centenares más fueron enviados a Kuwait desde Carolina del Norte, Estados Unidos.

En tanto, miles de iraquíes participaron en una procesión fúnebre en Bagdad en honor a Abu Mahdi al-Muhandis, miliciano iraquí, y al general iraní Qasem Soleimani, muertos el jueves en un ataque aéreo.

El presidente de Irán, Hasán Rohani, prometió vengar a Soleimani, durante una visita a la viuda y a la hija del general en Teherán.

Además, brigadas de Hezbolá en Irak pidieron a los militares iraquíes alejarse de las bases de EU para evitar que sus combatientes se conviertan en un “escudo humano”.

Atacan base militar; EU refuerza amago

En medio de la tensión entre Irán y Estados Unidos, varios proyectiles impactaron ayer en dos ataques casi simultáneos en la Zona Verde de Bagdad y en una base aérea que aloja a soldados estadunidenses al norte de la capital, confirmó la coalición internacional liderada por Washington.

Dos proyectiles cayeron en la Zona Verde de Bagdad, donde se encuentra la embajada estadunidense que fue atacada el martes pasado por miles de manifestantes iraquíes favorables a Irán.

Casi al mismo tiempo, al menos a un centenar de kilómetros más al norte, dos cohetes Katyusha impactaron en la base aérea de Al Balad, que alberga a efectivos y aviones estadunidenses.

Según el comando militar iraquí, ninguno de los dos ataques provocó víctimas.

Inmediatamente después, drones estadunidenses sobrevolaron la base.

Más tarde, las brigadas de Hezbolá en Irak pidieron a los servicios de seguridad alejarse de las bases estadunidenses para evitar que “sus combatientes sean un escudo humano para los invasores estadunidenses”.

EU desplegó esta semana refuerzos militares en el área para proteger a sus diplomáticos y soldados en Irak, luego del asalto a la embajada y del ataque estadunidense con un dron que mató el jueves al general iraní Qasem Soleimani en Bagdad.

Los llamados a la “venganza” se multiplican tanto en Bagdad como en Teherán.

Excélsior.