四、出血丰胸产品。这和医生的手法有很大关系,因此手术过程中注射动作要轻揉粉嫩公主掌握好层次,尽量避开大的血管部位,所用的注射针头要选用钝头侧孔粉嫩公主酒酿蛋官网,包扎恰当,这样才能避免出血丰胸方法
Morena: En riesgo en elecciones de 2021 – Contacto Digital
nano bond hair extensions 16 inch weft hair extensions hair extensions uk hair straightening kit boots how to cut hair extensions into sections remy hair long weave hairstyles 2015 beaded weft hair extensions pros and cons lace wigs headband wigs human hair crown bald spot patch hairpiece hair wigs uk

Morena: En riesgo en elecciones de 2021

Número cero

JOSÉ BUENDÍA HEGEWISCH

Morena logró, con el triunfo de López Obrador, un récord como el partido más exitoso en alcanzar el poder en menos tiempo de la historia del país. Pero ahora podría conseguir otro, al precipitarse antes que ninguno, en una crisis de pronóstico reservado por las disputas internas, con insondables consecuencias para el gobierno: un viaje de popper.

La crisis abierta por la renovación de su dirigencia deslava el discurso de la diferencia respecto a las demás fuerzas políticas y emplaza al Presidente a definir si se meterá a impedir la caída o mantendrá el compromiso de no entrometerse en su vida interna.

Como movimiento o partido, Morena funcionó como maquinaria electoral para llevar al poder a López Obrador  mediante un discurso antisistémico que legitimó con una fuerte crítica al conjunto de partidos y la promesa de “regeneración” de la vida pública con formas distintas de hacer política. Pero cuando aún saborea las mieles del ascenso, el partido acusa, desde hace meses, parálisis por conflictos legales desatados por sus grupos internos para hacerse del control. El último episodio, la elección de un presidente interino, Alfonso Ramírez Cuellar, en un Congreso extraordinario que se dirige también hacia los tribunales tras dos fracasos para renovar a su dirigencia.

Aunque la nueva dirigencia temporal confía en sortear los obstáculos legales si deja a Yeidckol Polevnsky en el actual cargo de secretaria general, el “parón” de Morena pone en riesgo su desempeño hacia las elecciones de 2021, y tampoco conjura las disputas internas. No obstante, López Obrador no parece preocupado de que el partido que creó no logre retener la mayoría en el Congreso por acaso pensar que puede recomponer su base electoral con otros aliados y nuevos partidos.

Morena es un archipiélago de corrientes que van desde la izquierda a la derecha, incluida la religiosa, con una estructura institucional muy débil. Su padrón de afiliados registrado en el INE es de alrededor de 300,000 personas, apenas el 10% de lo que originalmente anunciaba. Además, desde que López Obrador asumió la presidencia han perdido entre 10 y 20 puntos de apoyo en las encuestas, no así su líder y principal activo, aunque éste no figurará en la boleta en 2021.

Andrés Manuel López Obrador ha advertido que podría irse de Morena si termina por convertirse en lo mismo que antes combatió, si sus “barones” capturan la organización, igual que sucedió y llevó al desastre al PRD. Entre sus liderazgos se extiende el temor de que no esté a la altura de la Cuarta Transformación del Presidente y naufrague en la renovación de su dirigencia y la elección de candidaturas que siempre profundizan las divisiones. Ramírez Cuellar quiere conjurar el riesgo con el ofrecimiento de “piso parejo” en la elección de la dirigencia, pero si fracasa, ya hay dos partidos nacionales y cuatro en ciernes dispuestos a recibir a la base electoral del Presidente.

Tanto el PVEM, como el Partido del Trabajo, mantienen alianzas legislativas con Morena y esperan avanzar aún más en la voluntad del Presidente como aliados estratégicos ante su debilitamiento. En la mira de la reconfiguración de su coalición política, también figuran varias opciones que lo respaldan públicamente, como Encuentro Social de Hugo Eric Flores; Redes Sociales Progresistas de Elba Esther Gordillo; Fuerza Social por México, vinculado al senador suplente de Morena, Pedro Haces, y el Frente por la Cuarta Transformación.

En efecto, el Presidente no renuncia a retener la mayoría del Congreso en 2021, cuando podría profundizar sus reformas contra el “consenso neoliberal”, pero podría buscar nuevos compañeros de viaje para su Cuarta Transformación. La reconfiguración de sus apoyos en las urnas le permitiría revertir los vicios de los partidos hegemónicos del pasado y mostrar su compromiso democrático con la voluntad del pueblo. Hay quienes, como Bertha Lujan, creen que el barco puede retomar la ruta y estar a la “altura” de la 4T si logran apegarse a la legalidad, a diferencia de anteriores partidos hegemónicos, pero otros, como Polevnsky, usan la batalla legal como teatro de operaciones de la lucha por el poder. Todos se mueven con la esperanza de no caer de la gracia de su líder, que ya empieza a repartir bendiciones por otras partes.

Fuente: www.excelsior.com.mx