nano bond hair extensions 16 inch weft hair extensions hair extensions uk hair straightening kit boots how to cut hair extensions into sections remy hair long weave hairstyles 2015 beaded weft hair extensions pros and cons lace wigs headband wigs human hair crown bald spot patch hairpiece hair wigs uk

Esclavitud Cultural Española no ha Terminado: un Ejemplo del Diccionario


Por Armando Ortega Mata.
2 de Agosto 2021
Pocos se explican la frase del presidente argentino Alberto Fernández, quien dijo que “Los mexicanos descienden de los indios; y los argentinos descendemos de los españoles” (palabras más, palabras menos).

La explicación de la frase armoniza con lo que sabemos de la ”superioridad” argentina que abunda en los chistes sobre argentinos, que ilustran un racismo inexplicable. O se consideran españoles o se consideran italianos. Y cuidan mucho la “pureza” de su sangre.

También es muy conocida la colonización recrudecida después de la guerra de independencia debido principalmente al mayor empeño del Vaticano que no soltar el dominio “espiritual” del pueblo mexicano; el ahondamiento del racismo de los españoles nacidos en México como criollos de sangre “pura” española que afianzó el poder político desde la declaración misma de la Independencia; y que se manifestó con el agrupamiento de los conservadores que llevó a México a perder la mitad de su territorio, a buscar en Europa un emperador para México y a desarrollar el odio más encristianizado contra Don Benito Juárez y el apoyo total a la dictadura de Porfirio Díaz.

Todo llevó a la clase política mexicana, con la clase empresarial, a la cultura de la mentira histórica, la traición por sistema y el saqueo de los bienes de la patria, entregando éstos a empresas extranjeras en contratos leoninos que sangran a la patria y que, es bien sabido, los presidentes neoliberales entregaron no solamente a si mismos, a los ricos evasores de impuestos sino también a empresas españolas como Iberdrola.

Pero, hojeando el “Diccionario Enciclopédico Abreviado Espasa Calpe de 1945” Tomo 3, página 28, me encuentro con LA COLONIZACIÓN CULTURAL española, desde Argentina.

Se trata de la concesión del rey de España que daba (o más bien vendía) a algunos de los “conquistadores” y que se conocía como LA ENCOMIENDA. Que, en nuestro continente no fue otra cosa que esclavitud sangrienta y cruel, misma que es alabada y aplaudida por el amplio artículo del Diccionario Enciclopédico. ¿La razón? Las encomiendas, extendidas por todo el continente, “eran los principales centros evangelizadores de los indígenas y gracias a ellos se convirtieron al cristianismo y se civilizaron millares de indígenas”. Tal cual.

Describe la “Encomienda” como un ingreso monetario vitalicio sobre un lugar o territorio. También como un “Pueblo que en América se señalaba a un encomendero para que percibiese los tributos”.

Añade que “comprendía la administración, el cuidado y la catequización de un determinado número de indios por parte de un conquistador QUE RECIBÍA LA GRACIA DE SU TRABAJO y el deber de velar por sus cuerpos y almas”.

Dice el Espasa Calpe que las encomiendas empezaron en las Antillas cuando Cristóbal Colón premió a los conquistadores y “entregó a cada español un número de indios para que trabajasen a sus órdenes”. ESCLAVITUD ABIERTA Y CRUEL, más la obligación de los indígenas de pagar impuestos y de someterse al adoctrinamiento bíblico que condonaba la servidumbre, la esclavitud y la explotación. Y eso, sin mencionar, la destrucción de la cultura indígena: códices, principalmente.

Por supuesto, el articulista, recomienda a varios autores modernos que exaltan los beneficios de la encomienda y lo consideran como lo mejor que podía haberle ocurrido a los pobladores de nuestro continente.

El único problema histórico es que estos “beneficios” nunca existieron y la realidad de la conquista fue denunciada por FRAY BARTOLOMÉ DE LAS CASAS en su Brevísima Relación de la Destrucción de las Indias, de 1552. El articulista de la Espasa Calpe afirma que las acusaciones de Fray Bartolomé son falsas. EL LIBRO FUE PROHIBIDO, PUBLICACIÓN, TRANSPORTE Y LECTURA, BAJO PENA DE MUERTE, POR LA SANTA INQUISICIÓN.

Si hay la oportunidad haré más comentarios sobre el tema. Mientras tanto, si te gusta la historia de México, lee la obra de Fray Bartolomé en este lugar:
https://www.facebook.com/groups/418168852672713/files

Saludos cordiales, Armando Ortega Mata.