nano bond hair extensions 16 inch weft hair extensions hair extensions uk hair straightening kit boots how to cut hair extensions into sections remy hair long weave hairstyles 2015 beaded weft hair extensions pros and cons lace wigs headband wigs human hair crown bald spot patch hairpiece hair wigs uk

Busca Maru Campos llegar “limpia” a la gubernatura de Chihuahua

Ecos de Mirabal

Por Dora Villalobos

De manera burda, sin el más mínimo escrúpulo, Maru Campos Galván está presionando para llegar “limpia” a la gubernatura de Chihuahua. Busca que desaparezcan, como por arte de magia, los dos procesos penales que tiene en su contra.

Por un lado, logró que la Fiscalía Anticorrupción que dirige Gema Chávez se desistiera de la acusación que hizo en su contra por los delitos de cohecho y uso ilegal de facultades cuando fue alcaldesa de Chihuahua.

Y por otro, la defensa de Maru Campos solicitó una audiencia para apelar la vinculación a proceso penal que enfrenta por el delito de cohecho en el caso conocido como la “Nómina Secreta” de César Duarte.

Curiosamente el Poder Judicial atendió de inmediato la petición de la defensa cuando normalmente tarda semanas y hasta meses para fijar una audiencia. La audiencia de apelación está programada para el próximo martes 7 de septiembre, a las 12:00 horas, justo un día antes de que Maru Campos tome protesta como gobernadora de Chihuahua.

EL DESISTIMIENTO DE LA FISCALÍA ANTICORRUPCIÓN

La tibieza de la Fiscalía Anticorrupción se vio desde la campaña electoral, cuando Maru Campos participaba como candidata del PAN a la gubernatura de Chihuahua. El ministerio público a cargo de Gema Chávez entregaba documentos a última hora para que la defensa tuviera “elementos” para que el Poder Judicial difiriera la audiencia de vinculación a proceso. No lo hizo una vez, ni dos. Fueron varias.

Así que ahora no sorprende el desistimiento que acaba de hacer la Fiscalía Anticorrupción en beneficio de Maru Campos.

El desistimiento no es por falta de pruebas. La misma Gema Chávez dijo públicamente que la acusación estaba bien fincada. Los datos se publicaron ampliamente.

La causa penal 3022/2020 se derivó de los resultados que entregó la Auditoría Superior del Estado al revisar cuentas públicas correspondientes a la gestión que tuvo Maru Campos en la Presidencia Municipal de Chihuahua.

Según la investigación que hizo el Ministerio Público, Maru Campos recibió un millón 300 mil pesos por parte de empresas, entre 2017 y 2018, cuando fungía como alcaldesa de Chihuahua, a cambio de adjudicarles contratos para limpieza y mantenimiento de camellones, parques y jardines municipales.

De acuerdo a la causa penal, cinco compañías estaban vinculadas entre sí y simularon competencia en los procesos de licitación: Edificación y Construcción P&G S.A. de C.V., Gesam Soporte Integral S.A. de C.V., Asesoría Alta Gestión Preser S.A. de C.V., Asesores y Consultores SAC S.A. de C.V. y Praga Planeación y Edificación S.A. de C.V.

De acuerdo a la investigación, en 2018 tres de esas empresas obtuvieron contratos por cinco millones 308 mil 815 pesos. En 2017 las otras compañías del grupo ganaron adjudicaciones por 7 millones 884 mil 331 pesos.

Testigos declararon a la Fiscalía que durante 2017 y 2018 Maru Campos recibió varias mensualidades que suman un millón 319 mil 314 pesos, esto es, el diez por ciento de los montos de los contratos.

La indagación arrojó también que Maru Campos utilizó una tarjeta de crédito perteneciente a una empresa para solventar gastos personales en ciudades de México, Estados Unidos, Italia y Francia, con cargos de aproximadamente un millón de pesos.

QUIEREN DESAPARECER LA “NÓMINA SECRETA”

Maru Campos fue vinculada a proceso penal por el delito de cohecho, conocido como el caso de la “Nómina Secreta”, el 1 de abril del presente año, justo a punto de arrancar la campaña electoral en la que ella participaba como candidata del PAN a la gubernatura de Chihuahua. El monto del delito suma cerca de trece millones de pesos.

La palabra de un testigo protegido que se desempeñó como alto funcionario en la Secretaría de Hacienda durante la administración del exgobernador César Duarte fue clave en la vinculación a proceso judicial por el delito de cohecho.

Confesó a la Fiscalía de la Función Pública que él personalmente entregó a Maru Campos cada mes los paquetes con el dinero en efectivo durante 2014 y 2015, cuando era diputada local. Primero en la oficina del Secretario de Hacienda, después en su propia oficina y al final en el estacionamiento subterráneo de la institución.

El Juez del Control, Samuel Uriel Mendoza Rodríguez, validó el testimonio y lo expuso con todo detalle a la hora de hacer la conclusión para vincular a proceso judicial a Maru Campos.

El testigo protegido precisó que el dinero en efectivo que le entregó mensualmente a Maru Campos durante dos años salió de la “Nómina Secreta” que creó el exgobernador César Duarte Jáquez.

“Estas entregas de dinero en efectivo las tengo presentes porque en su mayoría las realicé de manera personal, en ocasiones en compañía del propio Secretario de Hacienda”, reveló y estimó que entre todas las entregas que le hizo a Maru Campos, en beneficio de ella y de César Jáuregui Moreno, el monto suma alrededor de 13 millones de pesos.

La Fiscalía de la Función Pública presentó como prueba 34 recibos notariados, firmados por Maru Campos, donde demuestra que la exdiputada recibió cerca de 13 millones de pesos del Gobierno que encabezó César Duarte.

El testigo protegido le dijo a la Fiscalía que el Secretario de Hacienda le aseguró que el dinero que entregaron a Maru Campos y a César Jáuregui Moreno, quienes en ese tiempo se desempeñaban como diputados panistas, fue a cambio de que aprobaran iniciativas legislativas y cuentas públicas del Gobierno duartista.

El testigo protegido narró con lujo de detalles cómo, cuándo y dónde entregó a Maru Campos los paquetes con fajos de billetes colocados en sobres grandes de manila.

Fue a inicios de 2014 cuando recibió la instrucción del Secretario de Hacienda de entregar dinero en efectivo a los diputados panistas. Le ordenó entregar 250 mil pesos cada mes. Además le dijo que entregara de manera adicional un millón de pesos a Maru Campos, en cinco pagos de 200 mil pesos cada uno.

A mediados de febrero le llamó el Secretario de Hacienda. Le dijo que en su oficina estaba la exdiputada Maru Campos. Iba por el primer apoyo económico.

Preparó el paquete con 200 mil pesos en efectivo. También un recibo simple donde escribió fecha, monto y el nombre de la diputada. En el concepto puso “Primero de Cinco Pagos a favor de la Diputada María Eugenia Campos Galván”.
El alto funcionario subió al despacho del Secretario de Hacienda. Ahí estaba la exdiputada. Le entregó el sobre con el dinero en efectivo en sus propias manos. Ella firmó el recibo sin problema.

A la semana siguiente, en el mismo mes de febrero, se vieron otra vez en la oficina del Secretario de Hacienda. Esta vez le entregó a Maru Campos 250 mil pesos de la cuota mensual. La diputada firmó a nombre de César Jáuregui Moreno.

Los recibos por 250 mil pesos siempre fueron a nombre de Jáuregui Moreno. Los de 200 mil pesos a nombre de Maru Campos. La exdiputada firmó casi siempre ambos recibos. El testigo protegido hizo su propio archivo para protegerse. Guardó todos los recibos que firmó la diputada durante 2014 y 2015 en una carpeta que sólo él manejaba.

A mediados de marzo le volvió a llamar el Secretario de Hacienda. Le recordó que llevara dos paquetes de dinero: Uno de 200 mil pesos que fue el segundo apoyo para Maru Campos y otro de 250 mil pesos que era la cuota mensual.

En la segunda semana de abril se volvieron a ver en la oficina del Secretario de Hacienda. Llevó los dos paquetes. El de 250 mil y el de 200 mil pesos.

A finales de abril le llamó el Secretario de Hacienda. Le advirtió que se trataba de una urgencia. Le ordenó preparar un paquete con dos millones y medio de pesos para entregarlo al entonces gobernador Duarte Jáquez. Como el testigo protegido no sabía para quién era el efectivo escribió en el recibo “Gastos del Despacho del Ejecutivo”
Acompañó al Secretario de Hacienda al Hangar del Gobierno del Estado. El Secretario llevó el paquete al interior del Hangar. Ahí estaba el exgobernador. Él se quedó en el vehículo con el chofer de nombre Raúl Cárdenas. Su jefe le dijo que el dinero era para César Jáuregui Moreno, para cubrir gastos del proceso interno del PAN. El testigo protegido agregó “Hangar” en el recibo simple y lo guardó en su archivo.

En la segunda semana de mayo volvió a subir a la oficina del Secretario de Hacienda. Llevó los dos paquetes: El de 250 mil y el de 200 mil pesos. En el recibo a nombre de Maru Campos escribió la leyenda: “Cuarto Pago de Cinco”.

En la primera semana de junio el testigo protegido recibió una nueva instrucción del Secretario de Hacienda: Pagar la tarjeta de crédito de Maru Campos. En un pedazo de hoja en blanco anotó el número de la tarjeta, el banco y el monto por 20 mil pesos.

Le pidió al mensajero César Vázquez Frías que fuera al banco a pagar la tarjeta de la exdiputada. Guardó la ficha de depósito en el archivo donde conservaba todos los recibos.

Como ya era costumbre, en la segunda semana de junio se volvieron a encontrar en la oficina del Secretario de Hacienda. Llevó los dos paquetes: El de 250 mil pesos y el último apoyo para Maru Campos, pero éste no fue de 200 mil pesos, sino de 180 mil porque le descontó los 20 mil pesos del pago de la tarjeta.

A principios de julio recibió otra instrucción del Secretario de Hacienda: Entregar un apoyo extraordinario de 80 mil pesos a Maru Campos. Esta vez ella no recogió el dinero. Lo hizo Ignacio Rodríguez, quien firmó el recibo a nombre de la diputada.

La segunda semana de julio le llamó nuevamente el Secretario de Hacienda. Le aclaró que en esta ocasión no estaba con él Maru Campos, sino César Jáuregui Moreno. Llevó el paquete con los 250 mil pesos. Inicialmente el exdiputado se negó a firmar. Le explicaron que debía firmar. Lo convencieron y firmó.

Esa fue la última vez que estuvo presente el Secretario de Hacienda. Maru Campos asistió los siguientes meses a la oficina del testigo protegido o al estacionamiento subterráneo de la institución.

“Cuando nos veíamos en el estacionamiento, ella llegaba en una camioneta cerrada tipo vagoneta. Hasta ahí le llevaba el paquete con el dinero en efectivo y el recibo para que lo firmara. Yo abordaba la camioneta y en el interior le entregaba el sobre”, narró el testigo a la Fiscalía.

En agosto y septiembre se vieron en la oficina del testigo protegido. En ambas ocasiones Maru Campos recibió los 250 mil pesos y firmó los recibos.

“Para esas fechas había mayor confianza. La diputada me pidió que las entregas del dinero se las realizara en el estacionamiento del sótano de la dependencia”, indicó el testigo.

En octubre hubo otra instrucción del Secretario de Hacienda. Le ordenó entregar un apoyo extraordinario a Maru Campos por 100 mil pesos, así que en el siguiente encuentro llevó dos paquetes: Uno con la cuota mensual de 250 mil y otro por 100 mil pesos.

En noviembre y diciembre de 2014 se vieron en su oficina, donde la exdiputada recibió los respectivos paquetes de 250 mil pesos.

En enero, febrero y marzo de 2015, Maru Campos asistió puntualmente a la cita con el testigo protegido por los paquetes de 250 mil pesos en efectivo. Igual que el año anterior firmó los recibos a nombre de Jáuregui Moreno.

El Secretario de Hacienda le dio una nueva orden en abril. Le dijo que en lo sucesivo el monto mensual aumentaría a 350 mil pesos.

Por falta de disponibilidad en efectivo, en mayo tuvo que hacer dos entregas. Primero una de 250 mil pesos y luego otra por 100 mil pesos para completar la cuota de los 350 mil pesos.

Entre junio y octubre la exdiputada recogió puntualmente los paquetes mensuales de 350 mil pesos. Siempre firmó los recibos a nombre de Jáuregui Moreno.

En noviembre, además de los 350 mil pesos, el testigo protegido le entregó a Maru Campos un apoyo extraordinario de 200 mil pesos por orden del Secretario de Hacienda.

En diciembre fue distinto. La orden vino de Gerardo Villegas Madriles, quien fuera Director Administrativo en la Secretaría de Hacienda durante el Gobierno de Duarte Jáquez. Le dijo al testigo protegido que preparara un paquete con un millón de pesos en efectivo para Jáuregui Moreno. El testigo consultó con el Secretario de Hacienda, quien autorizó el monto. Le dijo: “Adelante, es instrucción del Despacho del Ejecutivo”.

En el recibo escribió “Gastos Diversos del Despacho del Ejecutivo” y agregó las siglas “CJM”. Villegas Madriles firmó el recibo. El testigo protegido lo guardó en su archivo.

Maru Campos acudió en diciembre por el último pago mensual de 350 mil pesos. Como siempre, firmó el recibo simple sin problema.

Unos días después el Secretario de Hacienda le ordenó al testigo protegido preparar un paquete especial con 400 mil pesos en efectivo. Lo recogió Maru Campos. El recibo especifica: “Apoyo Extraordinario”.

Antes de que terminara diciembre recibió otra orden de Villegas Madriles: Entregar un millón de pesos a Jáuregui Moreno, con el fin de que aprobara el Presupuesto de Egresos de 2016.

Antes de entregar el paquete, el testigo protegido corroboró la orden con el Secretario de Hacienda. Villegas Madriles firmó el recibo por el concepto “Gastos del Despacho” con las iniciales “CJM” y la leyenda “PRESUP 2016”.

El testigo protegido aclaró ante la Fiscalía que todo el archivo con los recibos originales que firmaron Maru Campos y César Jáuregui los entregó al Secretario de Hacienda.

www.lavozdeldesierto.mx