nano bond hair extensions 16 inch weft hair extensions hair extensions uk hair straightening kit boots how to cut hair extensions into sections remy hair long weave hairstyles 2015 beaded weft hair extensions pros and cons lace wigs headband wigs human hair crown bald spot patch hairpiece hair wigs uk

Prioritario vacunar a mayores de 12

Luis Javier Valero Flores

Podrían argumentar, los apologistas acríticos del régimen, que en los largos meses previos de la pandemia el desempeño del subsecretario Hugo López-Gatell ha sido el adecuado, a pesar de las extensas, variadas y sustentadas críticas al manejo que el gobierno de México hizo de la pandemia; pero la conducta en las últimas semanas del funcionario que más elogios le ha merecido al presidente, con relación a la vacunación a los menores de 12 a 17 años con riesgo de sufrir Covid grave, es de escándalo.

Debe irse.

Luego de semanas de oponerse a la vacunación de los niños beneficiarios de las resoluciones judiciales que le ordenan a las autoridades sanitarias hacerlo; de repente, en medio de una avalancha de críticas a causa de su oposición y a sus desatinadas declaraciones, declaró que el gobierno de México había comprado “vacunas para todas las personas de un año de edad en adelante”, pero que se aplicarán “con base en el consenso científico internacional”. (Nota de Redacción Aristegui Noticias, 13 de septiembre 2021).

No solo declaró tal cosa.

De repente se percató que en el país existen un millón de niños y adolescentes de 12 a 17 años en México, con factores de riesgo para presentar cuadros graves y/o morir por Covid-19, “por lo que recibirán la vacuna contra el coronavirus”, dijo sin empacho.

¿Dónde quedaron sus palabras de que vacunar a un niño -con alguna comorbilidad- era quitarle la vacuna a alguna persona que lo necesitara más?

Ora resulta que hay ¡un millón de niños con riesgos elevados de padecer complicaciones severas del contagio con Covid-19 y no han sido vacunados!

Peor, que ni siquiera estaban contemplados en el plan nacional de vacunación. Debieron ser vacunados al mismo tiempo que los mayores de 60 años con alguna comorbilidad.

Solo hasta que el escándalo y la reprobación popular escalaron, López Gatell finalmente aceptó que fuesen vacunados los niños que habían recibido el amparo del Poder Judicial de la Federación.

No paran ahí las mentiras del autor de la frase más lisonjera que hayamos escuchado se le lanzara a López Obrador -La fuerza del presidente es moral, no es una fuerza de contagio-.

Gatell afirmó que “objetivamente el riesgo de Covid grave, hospitalización, intubación y muerte sólo es real en personas con sistemas de defensas bajos a causa de otros males”, frase que la desmienten decenas de miles de mexicanos muertos a causa del Covid-19 y sin padecer comorbilidad alguna concomitante.

Dedicarle tan extensa parrafada al responsable de contener la pandemia tiene un aspecto extra: la de la extrema necesidad de aplicarle la vacuna a los niños y adolescentes mayores de 12 años.

Se ha dicho hasta la saciedad. No es lo mismo mantener a los niños (Para la ONU todos los menores de 18 años son niños) en las condiciones de las restricciones sanitarias hasta ahora contempladas, que llevarlos a las escuelas a recibir las clases de manera presencial.

Para cualquier lego en la materia es claramente perceptible que se elevará el riesgo de contagiarse y/o contagiar a sus familiares, pues ahora es tema harto sabido que los niños y los jóvenes -en un alto porcentaje- cursan la enfermedad de manera asintomática.

Y esa es una de las tareas más urgentes, verdaderamente impostergable, para el nuevo Gobierno del Estado. Maru Campos deberá aprovechar este momento en el que el Gobierno federal ha emitido señales de querer establecer una buena relación con el de Chihuahua, e insistir en la necesidad de derivar el número de vacunas necesarias para este segmento de la población.

En el caso de Chihuahua tiene, además del prioritario de incidir en la salud de la población, el de que por medio de esta medida se podría negociar con el gobierno norteamericano, en mejores condiciones, la reapertura de la frontera e iniciar el restablecimiento del total de las actividades económicas de la franja fronteriza que, ya lo sabemos mejor, incide notablemente en el resto del estado.

Si para hacer tal cosa, debe irse López Gatell ¡qué mejor!

asertodechihuahua@yahoo.com.mx; Blog: luisjaviervalero.blogspot.com; Twitter: /LJValeroF