nano bond hair extensions 16 inch weft hair extensions hair extensions uk hair straightening kit boots how to cut hair extensions into sections remy hair long weave hairstyles 2015 beaded weft hair extensions pros and cons lace wigs headband wigs human hair crown bald spot patch hairpiece hair wigs uk

EL “TRIANGULO DE LAS BERMUDAS” DE CHIHUAHUA OPERA DESDE HACE AÑOS

   Ruta que atraviesa los municipios de Ojinaga, Coyame y Guadalupe Distrito Bravos ha sido utilizada al menos, desde hace cinco años como “corredor de migrantes”.

   El “corredor de migrantes”, comprendido por una ruta que atraviesa los municipios de Ojinaga, Coyame y Guadalupe Distrito Bravos ha sido utilizada al menos, desde hace cinco años, de acuerdo con el testimonio de una persona que pagó a un “pollero” junto con otras personas para que los pasaran a Estados Unidos pero en un rancho llamado Lomas de Arena, los abandonaron después de quitarles todo el dinero y los dejaron a su suerte.

Similar a los relatos que en días pasados, surgieron por familiares de personas desaparecidas en septiembre y marzo pasados, que en total suman 27 indocumentados cuyo paradero se desconoce; Pedro N. –cuyo verdadero nombre se omite para resguardar su integridad— indicó que al enterarse de lo ocurrido en meses pasados, lo sorprendió que es parecido a lo que él y otras personas vivieron cinco años atrás.

Al menos 35 migrantes, mexicanos y extranjeros, han desaparecido desde 2019 cuando buscaban llegar a Estados Unidos a través de la frontera entre Ojinaga, Chihuahua y Presidio, Texas, entre ellos el grupo de 12 migrantes que fueron privados de la vida el pasado 25 de septiembre junto con el coyote que los guiaba entre Coyame del Sotol y Lomas de Arena.

La mayoría de las familias, sin un reporte de desaparición oficial ante las autoridades, piden a través de redes sociales el apoyo de la sociedad chihuahuense para dar con su paradero, luego de que salieran de sus comunidades para ir en busca del llamado “sueño americano”, pero nunca se volvieran a comunicar.

Entre ellos se encuentran el chihuahuense Edgar Iván Pallares Calderón, de 39 años de edad, abandonado por los coyotes el 25 de septiembre de 2020, justo un año antes que el grupo de 13 personas privado de la libertad, y el adolescente guatemalteco Anderson Fabián Esquivel Martínez, de 15 años, intentaba cruzar la frontera por Ojinaga, pero ya no pudo seguir caminando y también fue abandonado por el traficante de personas.

Luis Ángel López Sánchez iba a cruzar por el mismo desierto en julio pasado, pero nunca volvió a comunicarse con su familia, “es muy tímido, es una buena persona”, escribió su hermana, Martha López, al pedir ayudar para encontrarlo.

Anderson Fabián Esquivel Martínez y Miguel Ángel Benito Buchan se perdieron en el desierto de Ojinaga el 18 de junio de este año, ambos son originarios de Guatemala, al igual que Juana Juan Tomas, una mujer indígena de 31 años desaparecida el 2 de mayo pasado después de caminar durante dos días, de los cuatro que tenía que recorrer: “ya no pudo más” y fue abandonada por el coyote que la guiaba.

José Luis Torres Romero, de 35 años, desapareció el 19 de junio de 2021 cuando intentaba cruzar por la misma frontera chihuahuense; Rosita Córdova Escobar, de 20 años, originaria de Tabasco, se comunicó por última vez con sus familiares el 11 de junio pasado, para decirles que se encontraba en Ojinaga, Chihuahua. Esa fue la última vez que supieron de ella, por lo cual temen por su integridad, de acuerdo con el reporte de desaparición de aquel estado.

El sonorense Julio César Atayde Gallegos, quien deseaba cruzar la frontera por la misma ruta, es buscado también desde el 15 de julio. Juan Carlos Castillo Ponce, de 35 años de edad, desapareció el 5 de marzo en el mismo municipio, por donde pretendía ingresar a Estados Unidos, y Tomás Escalate Contreras, de 44, es originario de Zacatecas, y desde diciembre de 2020 su familia lo sigue esperando, al igual que a César Trevizo Rascón, desde el 3 de octubre, y a Royer Leo, de 15 años, originario de Guachochi.

Hugo Alberto Cordova Domínguez, de 25 años, desapareció junto con dos amigos que buscaban cruzar la frontera el 3 de octubre de 2020, y desde entonces no se sabe nada de ellos, por lo que sus familias los buscan a través de redes sociales, al igual que buscan desde el 12 de marzo pasado al ecuatoriano Gonzalo Oswaldo Sarmiento Veintimilla, de 45 años de edad, quien deseaba llegar a Estados Unidos porque “su sueño era darle educación a mis hijos, que tengan un título decía, un papelito para rodar por el mundo”, aseguró su esposa, Julieta Ortiz.

Los migrantes Jorge Armando Olivas Álvarez, de 28 años; Alejandro Pérez Ayala, de 22, y Ricardo Bonilla Parada, también desaparecieron en 2019, en busca del llamado “sueño americano”, por el corredor norte de México.

El Heraldo de Chihuahua.

OJINAGA  Noticias         BMRADIO

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.