nano bond hair extensions 16 inch weft hair extensions hair extensions uk hair straightening kit boots how to cut hair extensions into sections remy hair long weave hairstyles 2015 beaded weft hair extensions pros and cons lace wigs headband wigs human hair crown bald spot patch hairpiece hair wigs uk

Dudas sobre Ómicron no deben dejarnos inertes

Omar Bazán Flores

Las noticias que han salido a la luz en días posteriores al descubrimiento de una nueva variante del Coronavirus, han sido alarmantes y anticipan un pronóstico negativo, de no tomarse cartas en el asunto.

  Sin embargo, un aspecto que me ha llamado la atención es que diversos voceros de sistemas de salud, incluso, más avanzados que el nuestro han antepuesto que se debe guardar calma.

Aunque esto da pie a muchas especulaciones, la verdad es que se fundamentan en el hecho de que no se sabe a ciencia cierta los impactos de la cepa en los sistemas inmunológicos de la población.

La duda, la inquietud, en verdad, debe movernos más que el miedo a extremar precauciones.

Por ello, quiero ponderar que dejemos de guiarnos, en los ‘mejores’ y ‘peores’ escenarios, sino de ponernos manos a la obra en la prevención.

En sí, la nueva variante, representa un reto para todos. Pero también está en nuestras manos si nos rebasa o no.

En una iniciativa reciente, ante el pleno del Congreso del Estado, presenté una argumentación que busca que desde Chihuahua se exhorte al Poder Ejecutivo, en varios aspectos.

Primero, que se considere a la mutación como ‘nueva enfermedad’.

Estamos hablando, que si el Consejo General de Salubridad, otorga esta definición, la aplicación de protocolos sería más integral.

También he propuesto la necesidad de que debe prevalecer una estrategia nacional, principalmente en adultos mayores que pasaron el umbral de los seis meses desde su última inmunización.

Además de implementar de manera urgente la vacunación a los menores de edad, los cuales siguen en gran mayoría sin alguna vacuna que les proteja.

Lo anterior ante el pronóstico de la inminencia de una cuarta ola empujada por la variante sudafricana.

Como sabemos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el 26 de noviembre de 2021 que la nueva variante del SARS-CoV-2, a la que llamó Ómicron, es “de preocupación” en vista de la gran cantidad de mutaciones que presenta, pues incluso algunos científicos han atribuido las nuevas características de la cepa como vinculadas a la estructura del virus del VIH.

Expertos han señalado que esta variante del virus en un plazo de 3 semanas desplazó completamente a la variante delta con una proporción de casos más grande y esta podría cundir en el mundo durante al menos unos meses.

En la iniciativa, he propuesto que deben mejorarse los esfuerzos de vigilancia y secuenciación para comprender mejor las variantes circulantes del SARS-CoV-2.

Compartir secuencias genómicas y metadatos en una base de datos a disposición del público.

Notificar los casos asociados con la infección por variantes de preocupación.

Por último, ponderar investigaciones de campo y evaluaciones de laboratorio (cuando haya la capacidad) para mejorar la comprensión de los impactos potenciales de la variante en la epidemiología del Covid-19.

A la par, abordo la urgencia de intensificar las campañas para que la población en general, mantenga las medidas de salud pública comprobadas, como usar máscaras bien ajustadas.

De igual manera, lavarse las manos con frecuencia, respetar el distanciamiento físico, mejorar la ventilación de los espacios interiores, evitar espacios abarrotados y vacunarse.

Analista político y legislador