nano bond hair extensions 16 inch weft hair extensions hair extensions uk hair straightening kit boots how to cut hair extensions into sections remy hair long weave hairstyles 2015 beaded weft hair extensions pros and cons lace wigs headband wigs human hair crown bald spot patch hairpiece hair wigs uk

Cuando a los «ex» se les olvida que terminó el poder

Nicolás Juárez Caraveo

Dicen que al concluir una relación de parejas, los «ex» resultan ser los principales enemigos; desde el momento en que se separan se encuentran todas las cosas malas y claro, los errores se maximizan y se busca hacer el mayor daño posible… en política esto se potencializa al máximo.

El principal problema que han tenido los exgobernadores en los últimos tiempos, es que se les olvida que su tiempo se acabó, que el poder que tenían terminó desde el momento en que las urnas decidieron quien sería el nuevo, o en este momento, la nueva gobernadora.

Javier Corral no sólo ha cometido el grave error de rumiar que es intocable; piensa que todo el daño que generó con el exceso del poder con el que se condujo nunca lo alcanzará, y sigue «rascándole» al poder, que lo puede llevar no sólo a la expulsión del partido que siempre lo apoyó, hasta perder la tranquilidad de ser perseguido por la ley.

Aunque son tiempos y circunstancias muy diferentes, siempre ha sido necesario el recordarles a los «ex» que su tiempo se acabó, que es momento de que dejen gobernar a quien detenta el poder,

Y así tenemos por ejemplo la «marcha por la dignidad» que tuvo que realizar el exgobernador Fernando Baeza cuando vio la lumbre muy cerca de parte de Francisco Barrio, quien por cierto tuvo una transición tranquila en su momento ante Patricio Martínez, pero ahí en quien prevaleció la prudencia fue precisamente en el «Bárbaro del Norte», Barrio Terrazas quien se retiró de la vida pública.

A Patricio Martínez lo obligaron a tomar su «mecedora», luego de las investigaciones que realizó José Reyes Baeza en el llamado «triángulo dorado», en la Junta Central de Aguas, el Instituto de la Vivienda y la Universidad Autónoma de Chihuahua, en este último, su titular hubo de pisar la cárcel.

Si bien es cierto que al término de su administración Reyes Baeza no fue perseguido directamente por su sucesor, César Duarte, no lo dejó levantar la cabeza en el terreno político, lo que lo llevó a que Reyes a concretar su venganza seis años abriéndole la posibilidad de que llegara Javier Corral Jurado.

Y bueno, la historia de la obsesión de Javier Corral contra César Duarte aún no concluye, con Duarte Jáquez en una cárcel en Miami y Javier Corral con la misma  obstinación que lo llevó a desperdiciar cinco años al frente del gobierno del estado, tiempo en que simplemente no hizo nada.

Cinco años de la obsesión de Javier Corral, que como se dijo en este espacio se puede resumir en un gobierno «estéril», sin frutos, sin un solo resultado palpable; es más sin un solo sello que la pueda caracterizar, desde luego en sentido positivo.

Un lustro en el que se fueron cerca de 300 mil millones de pesos y aún así se dejó una deuda impagable… ah pero en la operación justicia, lo que supuestamente se recuperó de lo robado nadie sabe dónde quedó.

Hoy el exgobernador Corral Jurado, como siempre ha sido su forma de actuar, se le olvidó la máxima en política que su tiempo se acabó, y pretende seguir en la palestra, en el ambiente con declaraciones y actitudes que sólo hacen que su tumba esté lista más rápido.

No sólo en la última entrevista que Javier Corral dio a un programa de radio nacional, sino sus propias palabras plasmadas en twitter cuando posteo «la corrupta y mitómana gobernadora de #CHIH, propala calumnias y falacias sobre mi persona y mi gobierno…» demuestra lo que siempre ha sido: un golpeador y que con sus palabras cava su propia tumba.

Porque la mitomanía ha sido su deporte favorito: así se lo recordó plenamente este medio de comunicación, tan solo con el tema de su doble nacionalidad, eso que el mismo Javier Corral negó no una, sino varias veces.

La gobernadora Maru Campos Galván fue muy contundente al señalar que Javier Corral «mintió desde un principio» a diversos sectores de la sociedad en Chihuahua, y tras de ella le sobraron los señalamientos a Corral.

Para Javier Corral no sólo tendrá que enfrentar la justicia, sino también el desprestigio político, ya que todo ha acelerado el proceso en su contra dentro del PAN, como dijera el presidente del CEN del PAN, Gabriel Díaz, al señalar que: «sin duda es un tema que se debe analizar, entonces: el partido tiene sus órganos institucionales, analizaremos la pertinencia de esto… porque lo que es una realidad es que Javier desde hace algunos años no juega con Acción Nacional. Tenemos dos opciones: lo dejamos que se vaya solito o iniciamos el proceso».

Y en el ámbito de la justicia ya va muy adelantado el proceso por tortura, donde hay ocho denuncias en su contra de los exfuncionarios que persiguió y metió a la cárcel, cumpliéndose el viejo adagio de que los carniceros de hoy serán las reses del mañana.

Al final, sólo queda repetir la frase al exgobernador Javier Corral: «Pobre hombre».